Reconoce

Competencias

Las competencias son un conjunto integrado de destrezas personales que se traducen en habilidades, conocimientos y actitudes que permiten a la persona que las posee adaptase a las diversas situaciones que afronta. Como su vida familiar, social, estudios, trabajo etc.

Estas competencias se aprenden, se desarrollan y se consolidan mediante la práctica, y se pueden reconocer cuando se observa a la persona que las posee en acción.

El Sistema Reconoce abarca un catálogo de 12 competencias transversales que responden a la demanda empresarial, desde un enfoque integral, agrupadas en tres clases:

| Autogestión

Desarrollar un trabajo eficaz organizado y positivo en el entorno de la entidad de voluntariado.

| Organizativas

Ser eficaz en las tareas y funciones gestionando el trabajo cotidiano en entornos complejos de equipo y organizativos

| Comunicación

Mantener relaciones personales y profesionales satisfactorias, permitiendo la gestión de situaciones en la interrelación con los demás de forma óptima

Competencias de autogestión

Analizar y resolver problemas

Una persona con esta competencia es capaz de combinar la eficacia a la hora de tomar decisiones con la capacidad para tomar cierta distancia de los problemas cotidianos, distinguiendo lo prioritario de lo secundario.

Una persona autónoma es independiente para realizar sus tareas, y no necesita de supervisión constante o que le recuerden sus obligaciones. Además, propone ideas de mejora y explora alternativas de manera creativa.

La capacidad de aprendizaje la poseen las personas curiosas, que aceptan las críticas con espíritu constructivo, y que creen que todo es susceptible de mejorarse. Para una persona que sabe aprender, un error es una ocasión para aprender y tener éxito en el futuro.

Las personas optimistas intentan siempre fijarse en los aspectos positivos de las cosas, personas y situaciones. Asimismo, son personas entusiastas que irradian buen humor y colaboran para que en su entorno de trabajo exista un buen ambiente de trabajo.

Las personas flexibles aceptan el cambio, las nuevas personas e ideas y las sugerencias para introducir modificaciones en los procesos, procedimientos o métodos de trabajo establecidos. Se muestran receptivas y aceptan las críticas con espíritu constructivo.

Competencias organizativas

Ser líder no significa únicamente dirigir a otros, sino también hacerse responsable de las funciones, tomar la iniciativa para resolver problemas y asumir la coordinación del trabajo propio y del de otros.

Una persona organizada y planificada estructura su trabajo ajustándose a procesos, buscando gestionar su tiempo con eficacia, y ordenando las tareas en el tiempo según un determinado orden.

Las personas fiables mantienen comportamientos predecibles, mantienen bajo control sus propias emociones, y cumplen sus compromisos.

Competencias de comunicación

Una persona con esta competencia sabe relacionarse con los demás, gestionando sus propias emociones y siendo consciente de las emociones de los demás, y cómo éstas influyen en las situaciones. Expresa sus pensamientos con claridad.

Trabajar en equipo supone saber aclimatar el propio ritmo de trabajo al de otras personas, identificando los objetivos comunes, y estableciendo relaciones productivas con otras personas para alcanzar los objetivos comunes propuestos.

Negociar significa saber cómo obtener de los demás la colaboración necesaria para lograr sus propios objetivos, de forma que también se cumplan los objetivos de los demás. Supone también establecer estrategias para conseguir resultados.

Una persona con tacto y prudencia es capaz de comportarse en todo momento como se espera de ella, de la organización a la que representa, en función de la situación y de las personas con las que se relacione.

Copy link
Powered by Social Snap