SpanishCatalanGalicianBasqueEnglish

Formación de Evaluadores y Evaluadoras Reconoce

Te damos la bienvenida a la Formación para Evaluadoras y Evaluadores Reconoce convocada por Bosko Taldea en colaboración de Reconoce.

La formación está orientada a:

– Personas seleccionadas por su Entidad Reconoce para ser evaluadoras Reconoce.
– Personas responsables de su organización interesadas en conocer el proyecto Reconoce.
– Personas voluntarias interesadas en conocer el proyecto Reconoce.

La formación se realizará en formato online el próximo sábado, 24 de abril de 09:30 h. a 14:00 h.

Los objetivos de la misma son los siguientes:

  • Preparar a los/as responsables de voluntariado para su función como evaluadores/as de competencias en el Proyecto Reconoce.
  • Dotar a los evaluadores/as de unas nociones básicas sobre el contexto general de los aprendizajes a lo largo de la vida y los procesos de reconocimiento y validación de las competencias adquiridas mediante la educación no formal y el aprendizaje informal.
  • Dar a conocer el marco general del Proyecto Reconoce y capacitar a las personas evaluadoras para el desarrollo de las tareas encomendadas.
  • Establecer el adecuado nivel de competencia para atender las peticiones de reconocimiento de competencias por parte de los/as voluntarios/as mediante el uso de la herramienta disponibles en la plataforma Reconoce.

Tras la inscripción, la misma será gestionada y confirmada. El plazo de inscripción será cerrado el jueves, 22 de abril a las 23:59h. o hasta agotar plazas. Será entonces cuando se envíe el enlace de acceso a la plataforma.

8M_Reconoce

Las competencias, herramientas para romper el techo de cristal

Reconoce apuesta por las habilidades adquiridas en los programas de voluntariado para lograr una sociedad igualitaria y el reconocimiento del papel de las mujeres en el mundo laboral

Madrid, 8 de marzo de 2021. –  La experiencia de la red Reconoce en los últimos seis años de trabajo ha arrojado una conclusión clara sobre el papel de la mujer en el voluntariado: el desarrollo de las competencias no tiene género[1] .

Por ello, desde Reconoce apostamos por el desarrollo de competencias y habilidades blandas, como el liderazgo, la negociación, la adaptabilidad o la planificación, para mejorar las capacidades de las personas voluntarias y que así, independientemente de su sexo, logren tanto entrar en el mercado laboral o mejorar profesionalmente para alcanzar puestos de mayor responsabilidad y, así, impulsar una verdadera igualdad que logre romper los techos de cristal.

Reconoce trabaja para impulsar las habilidades que logren tanto hombres como mujeres en los programas de voluntariado, y que estas competencias den valor a sus perfiles profesionales de cara al mercado laboral para romper de una vez por todas el injusto techo de cristal. Y es que alrededor del 60% del voluntariado en todo el país es femenino, como revela el informe realizado por el Observatorio del Voluntariado de la Plataforma del Voluntariado de España (PVE)

“Alrededor del 60% del voluntariado en todo el país es femenino”.

“La base social, y todo lo relacionado con lo educativo en su modelo formal como el informal, está fundamentalmente constituido por mujeres. Esta es una dimensión más protectora o de maternaje, de una concepción arraigada de lo relacionado con la mujer”, afirma María Valencia, presidenta de Didania, una de las tres entidades promotoras de Reconoce junto a Scouts de España y Confederación Don Bosco. 

Y es que este estudio también saca a la luz que las mujeres voluntarias se involucran en programas o actividades relacionadas con lo educativo y con lo socio-sanitario, mientras que los hombres, por otro lado, suelen participar de proyectos deportivos, internacionales y de protección civil.

“Las mujeres voluntarias se involucran en programas o actividades relacionadas con lo educativo y lo socio-sanitario”.

Por contra, todavía queda un largo camino por recorrer a la hora de romper el techo de cristal en el Tercer Sector. Así como sucede en el ámbito empresarial, 2 de cada tres personas contratadas son mujeres, así como a la hora de realizar un voluntariado (6 de cada 10), pero en cambio ocupan menos del 45% de los puestos en patronatos y presidencias, y menos del 50% de las direcciones de organizaciones y asociaciones, según el último estudio realizado por la Fundación Seres.  Además, este informe revela que cuanto mayor es la envergadura de las entidades, tanto en el sentido económico como de personal, menor es la presencia de mujeres.

“En los grupos de Scouts vemos paridad de género, pero en el equipo directivo solo somos dos mujeres de las ocho personas que conformamos la dirección”, cuenta Elena Cabezas, presidenta de Scouts de España. “Nos costó muchísimo encontrar mujeres que quisieran dar el paso de adquirir ese papel. Quizá se debe al contexto social e histórico en el que las mujeres sienten que tienen unas responsabilidades, unos cuidados, que generan que rechacen puestos de responsabilidad profesional para no descuidar los personales”.

“Hay que continuar trabajando por la igualdad a través de la educación. La sociedad está mejorando y vemos como poco a poco las mujeres están ocupando puestos de responsabilidad. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer”, señala Pilar Blasco,presidenta de la Confederación Don Bosco. “Al final, si no hay mujeres en puestos de representación, las niñas y adolescentes nunca van a creer que pueden llegar a ello ya que no se verán reflejadas”.

Cuando una mujer alcanza un puesto de responsabilidad permea en toda la sociedad y, así, otras mujeres en el futuro adquirirán ese compromiso”, continúa Elena Cabezas. “Nuestro papel a día de hoy es dar el paso y adquirir puestos de responsabilidad para que, poco a poco, se vaya compensando la balanza y sea algo más natural ver a una mujer en puesto de responsabilidad”. 

Por tanto, creemos totalmente relevante que las mujeres logren posiciones de responsabilidad en ámbitos sociales y políticos, para visibilizar el potencial femenino en los espacios públicos. En Reconoce seguiremos trabajando por alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres, y seguir apostando por el liderazgo de las mujeres en las entidades y espacios de responsabilidad, como es el caso de las tres mujeres que lideran las tres entidades estatales promotoras de Reconoce.


Por ello, este Día Internacional de la Mujer (8M) de 2021 decimos que ‘las competencias no tienen género’ con la convicción de que un mundo mejor, más igualitario y con menos estereotipos de género es posible.

Reconoce se constituye oficialmente como asociación con la firma de su acta fundacional en el Día Internacional del Voluntariado

  • Este proyecto tiene como objetivo certificar las habilidades adquiridas en los voluntariados para así mejorar el perfil laboral de las personas participantes
  • El proyecto Reconoce debe jugar un papel fundamental en un contexto en el que la tasa de desempleo juvenil supera el 40% en España

5 de diciembre de 2020.- En el Día Internacional del Voluntariado, Reconoce se ha constituido oficialmente como asociación con la firma de su acta fundacional esta mañana en la sede del Consejo de la Juventud de España (Madrid).

Reconoce, proyecto que tiene como objetivo certificar las habilidades adquiridas en los programas de voluntariado, ha celebrado un acto que ha contado con la participación de las presidencias de las tres entidades promotoras (Didania – Federación de Entidades Cristianas de Tiempo Libre, Confederación Don Bosco y Scouts de España), y con la presencia de Elena Ruiz, presidenta del Consejo de la Juventud de España y Luis Caballero, representante del INJUVE (Instituto de la Juventud de España).

“Este proyecto es fundamental para toda la juventud, ya que las habilidades adquiridas durante los voluntariados pueden ser clave en los procesos de selección“, ha afirmado Elena Ruiz Cebrián, presidenta del Consejo de la Juventud de España.

“Los más de 20.000 jóvenes en toda España aglutinados en Reconoce, quiénes son verdaderos motores de cambio social, han de ser considerados por todo el tejido empresarial por sus habilidades únicas adquiridas durante los voluntariados”, ha señalado Santiago Domínguez, presidente de Reconoce.

La junta directiva de Reconoce está formada por Santiago Domínguez (presidencia), Ana Rosa Bueno (secretaría), Pedro Hernández (tesorería), Patricia Ruiz (vocalía), Sara del Campo (vocalía) y Manuel Seguín (vocalía)

Sobre Reconoce

Reconoce, con más de 160 entidades adheridas, nace con el objetivo de acreditar las habilidades y competencias adquiridas durante el voluntariado en organizaciones y asociaciones, como el liderazgo, la planificación o el trabajo en equipo, con el objetivo de mejorar el perfil de las personas voluntarias de cara al mercado laboral.

Por ello, en un contexto económico y social en el que la tasa de desempleo juvenil supera el 40% en España, el proyecto Reconoce debe tener un papel fundamental a la hora de acreditar las competencias de las personas que realicen voluntariados para, así, mejorar la empleabilidad de un juventud necesitada de incorporarse al mercado laboral aún sin poseer una experiencia profesional remunerada.

Scouts MSC se convierte en entidad colaboradora de la Red Reconoce

Scouts MSC avanza en su compromiso con el voluntariado a través de la firma de un convenio con la Red Reconoce. Con este acuerdo, ratificado por la vicepresidenta del Movimiento, Paloma Izquierdo, y Pedro Hernández, representante de Red Reconoce; Scouts MSC se convierte en entidad colaboradora del programa. Un paso en el que se distingue el esfuerzo que se realiza en la entidad para poner en valor todo el potencial que tiene el voluntariado.

El convenio tiene como objetivo fundamental potenciar los valores que supone el voluntariado, destacando las competencias y habilidades que se adquieren. Para ello, se trabajará en el fomento de acciones encaminadas, entre otros puntos, a acreditar las competencias conseguidas por las personas voluntarias del Movimiento.

Asimismo Scouts MSC realizará acciones formativas y actividades entre las más de 5.800 personas voluntarias con los que cuenta para impulsar el reconocimiento de competencias que mejoran la empleabilidad y organizará acciones que favorezcan la labor y función del voluntariado. Por su parte, Red Reconoce facilitará la información y formación necesaria para potenciar los valores del voluntariado y acreditar a las personas que realizan estas funciones.

Este acuerdo se enmarca en el trabajo constante de ambas organizaciones para conseguir que empresas públicas y privadas valoren las competencias que se adquieren a través del voluntariado.

Fuente: Scouts MSC

RECONOCE sigue apoyando la empleabilidad juvenil a través de la colaboración con la empresa

• Reconoce sigue avanzando en la colaboración con empresas y su compromiso de reconocimiento de las competencias del voluntariado.

• Dos nuevas “Empresas Reconoce” se unen a la Red: Aventeira y La Flor Roja.

• Las empresas incorporarán en sus procesos de selección y de gestión del personal, acreditaciones de competencias “soft skills” que propone Reconoce.

Madrid, 08 de octubre de 2020.- Reconoce viene trabajando en Red desde hace más de 7 años tanto con entidades del tercer sector como con el empresarial. La creación de la figura de  “Empresa Reconoce” ha supuesto un hito en la colaboración entre estos dos sectores que luchan contra el desempleo juvenil.

Desde el pasado mes de septiembre dos nuevas empresas forman parte de la gran familia que es Reconoce. Aventeira y La Flor Roja son dos jóvenes empresas que han decidido poner su granito de arena reconociendo y poniendo en valor las capacidades y competencias que las personas voluntarias desarrollan gracias a su participación solidaria en el tejido asociativo. 

Ambas empresas se unen a la red aportando su experiencia desde el sector empresarial difundiendo la importancia de proyectos como el nuestro en su entorno y promoviendo la contratación de jóvenes con la certificación Reconoce. Es decir, no sólo sensibilizarán a otras empresas sobre las ventajas de contratar personas jóvenes con talento, sino que también incorporarán en sus procesos de selección y de gestión del personal, acreditaciones de competencias o “soft skills” como las que propone Reconoce.

¡Bienvenidas!

Aventeira. Cooperativa de Educación e Lecer es una empresa social gallega que reúne a un colectivo de profesionales del Tiempo Libre realizando actividades muy diversas: asociacionismo, gestión y redacción de proyectos, coordinación de equipos de personas, dinamización, gamificación, organización de campamentos, excursiones y actividades de todo tipo. Más info en https://aventeira.com/

La Flor Roja es una marca de ropa, accesorios y regalos relacionados con el mundo scout y el Tiempo Libre. Es una joven empresa que, además, promueve el diseño y gestión de actividades y campamentos sostenibles. Más info en: https://laflorroja.com/

“Las soft skills que nunca tendrán los robots”: Reconoce lanza la campaña ‘La Rebelión’ para destacar las habilidades de los jóvenes frente a las máquinas

En el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud (15 de julio), el Proyecto Reconoce ha creado una aventura gráfica en la que reta a la población joven a descubrir sus competencias transversales

Madrid, 14 de julio de 2020.- “Los robots nunca podrán sentir empatía, ser negociadores o liderar iniciativas. Eso sólo lo podrán hacer los seres humanos”. Esta idea es la que transmite ​la campaña ‘Somos la Rebelión’ del Proyecto Reconoce​, con el objetivo de destacar la importancia de las competencias transversales en el mundo laboral en el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud (15 de julio). 

En un contexto marcado por la 4º Revolución Industrial, en el cual la Inteligencia Artificial, la robótica y el Internet de las Cosas van a definir el mercado laboral, el valor de ​las habilidades blandas -o soft skills- como la organización, autogestión y comunicación van a marcar la diferencia entre los robots y los seres humanos.

El ​Proyecto Reconoce​, proyecto impulsado por la Confederación Don Bosco en colaboración con Scouts de España y Didania con el apoyo del Instituto de la Juventud (Injuve), lanza en el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud ​una aventura interactiva​ que recrea ​un futuro distópico dominado por los robots en el que las habilidades que la juventud adquiere durante los programas de voluntariado serán la clave para derrotar a las máquinas​.

Esta ​aventura interactiva, que ofrece al jugador avanzar en la historia a través de la selección de decisiones​, pretende retar a la población joven a descubrir cuáles son sus habilidades -competencias transversales- que le pueden ayudar a la hora de conseguir un trabajo. 

Estas habilidades mejoran un 9% la probabilidad de que una persona sea contratada, según un estudio realizado por Reconoce con datos del Injuve y Deloitte

Estas ​habilidades destacadas por Reconoce​, que incluidas en un ​curriculum vitae aumentan en un 9% las probabilidades de ser contratado​, ​son: de ​autogestión​ (capacidad de aprendizaje, análisis y resolución de problemas, iniciativa y autonomía, flexibilidad y optimismo y entusiasmo), organizativas​ (liderazgo de iniciativas, organización y​ planificación, fiabilidad técnica y personal), y de comunicación ​(comunicación interpersonal, tacto y prudencia, trabajo en equipo y negociación).    

Por tanto, la campaña lanzada por Reconoce,​ reivindica en el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud la importancia de invertir en el desarrollo de las habilidades juveniles para impulsar la inclusión de la juventud en el mercado laboral y combatir su situación de precariedad y vulnerabilidad.​

Realizar voluntariado aumenta la empleabilidad de la población joven

El desarrollo de​ estas habilidades aumenta un 9% la probabilidad de que una persona sea contratada, según el estudio ‘La situación del voluntariado juvenil ante el empleo: competencias y empleabilidad’ realizado por Reconoce con la consultora ‘Voluntariado y Estrategia’, empleando datos de la auditora Deloitte y el Injuve. 

En un contexto marcado por la pandemia del COVID-19, Reconoce destaca la importancia de las competencias transversales para lograr un puesto de trabajo ahora más que nunca: España, 2º país con mayor desempleo juvenil en Europa, tiene una tasa de desempleo del 32,99% para los menores de 25 años y del 20% para la franja de edad entre los 25 y los 30 años, según refleja la Encuesta de Población Activa (EPA) del 1º trimestre del 2020. El Proyecto Reconoce, con el apoyo del Injuve, es un sistema que acredita las habilidades y conocimientos adquiridos por las personas jóvenes a través de su participación en asociaciones de juventud o de voluntariado. Este tipo de habilidades se adquieren fuera del ámbito laboral, por eso el voluntariado es clave en el desarrollo tanto profesional como personal de la juventud, y puede suponer un factor diferencial en cualquier currículum. El objetivo último es incrementar las posibilidades de los jóvenes para acceder a un empleo.

“Los robots no harán voluntariado”

Lo queramos o no estamos viviendo en la 4ª Revolución Industrial. Una revolución en la que el Internet de las cosas (IOT), la robótica, la ultra conectividad y la Inteligencia Artificial marcan el rumbo de nuestra sociedad, de nuestras empresas y de nuestras organizaciones. Y por si fuera poco, todo esto enmarcado en lo que los expertos denominan el entorno VUCA, una especie de terreno de juego más volátil, más incierto, más complejo y más ambiguo que nunca.

Con esta realidad como denominador común, todas las personas que estamos trabajando por mantener nuestra empleabilidad debemos hacer cosas distintas para obtener resultados diferentes, ya que cuando nos sabíamos las preguntas nos cambiaron las respuestas. Pero para poder pivotar nuestro enfoque, necesitamos adquirir una serie de competencias que nos faciliten poder surfear esta ola de cambios. Sabemos que para cualquier profesión, las competencias técnicas son muy necesarias pero no son suficientes. Lo que realmente marca la diferencia en el desempeño de las personas son sus competencias blandas o soft skills.

Según Nilton Navarro Flores (Social Media Manager & Content de InfoJobs) “Fortalecer nuestras soft skills es una de las mejores inversiones que podemos hacer.  Con todos los cambios que habrá gracias a la inteligencia artificial, las soft skills serán cada vez más importantes, ya que son las habilidades que los robots no podrán automatizar”.

En el informe El futuro de los trabajos publicado en 2016 por el World Economic Forum, se contemplaba cuáles serían las competencias que necesitaríamos desarrollar en nuestros empleos en 2020. Competencias como la flexibilidad cognitiva, la negociación, la orientación al servicio, el juicio y la toma de decisiones, la inteligencia emocional, la coordinación con los demás, el manejo de personas, la creatividad, el pensamiento crítico y la resolución de problemas complejos serán claves para desenvolvernos en nuestro hábitat laboral a partir del próximo año.

De las competencias que el Foro de Davos nos vaticinaba como imprescindibles para poder mantener nuestra empleabilidad y no ser unos Working Dead, hay muchas que todavía están circunscritas únicamente al terreno de los humanos; la inteligencia emocional, la creatividad, el manejo de personas, la flexibilidad cognitiva… Que unidas a la ética, los valores y la voluntad desinteresada de ayudar a los demás, nos dejan herramientas para poder convivir junto a una fuerza laboral que piensa en unos y ceros.

«Fortalecer nuestras soft skills es una de las mejores inversiones que podemos hacer.  Con todos los cambios que habrá gracias a la inteligencia artificial, las soft skills serán cada vez más importantes, ya que son las habilidades que los robots no podrán automatizar.»

Nilton Navarro Flores (Social Media Manager & Content de InfoJobs)

Por tanto ya sabemos que hay una serie de competencias, denominadas blandas, que nos permitirán tener “éxito” en nuestro entorno profesional actual y futuro. También sabemos que debemos aprender, desaprender y reaprender para evolucionar nuestras habilidades y aptitudes frente a las demandas de un mercado laboral cada vez más complejo. Es aquí donde conceptos como “lifelong learnig” y “Learnability” aparecen para  quedarse.

Como demuestran diferentes estudios relacionados con el reto de adquirir un nuevo aprendizaje, un nuevo conocimiento, nuevas competencias, nuevas habilidades no podemos ceñirnos únicamente al terreno de lo teórico y debemos pasar a la acción. Nuestro cerebro aprende mejor cuando al dato le añadimos una emoción. Debemos aprender experimentando, tocando, haciendo, en definitiva poniendo en práctica nuestro conocimiento.

Y es aquí cuando nos encontramos en una encrucijada. En un país que cuenta con unas cifras de desempleo que superan el 14% y en el que la tasa de paro juvenil es la segunda más elevada de la Unión Europea con más del 32% de desempleados menores de 25 años, adquirir estas competencias en el mercado laboral se torna más difícil que nunca  y sobre todo para las nuevas generaciones.

Ya hemos comentado que estas competencias se pueden adquirir en el mundo laboral, pero también se pueden adquirir en nuestra faceta más humana; ayudando a otros de forma desinteresada y voluntaria. Es decir, participando en programas de voluntariado.

En palabras de Sonia Jadraque Cabanillas (Directora de RR.HH España y Portugal en ARROW Electronics) “El voluntariado es una fuente para desarrollar experiencias de aprendizaje, es un entorno  colaborativo, con un propósito, donde has de trabajar en equipo con personas que previamente en muchos casos no conocías… En función del tipo de voluntariado, sales de tu zona de confort, a veces incluso de tu país o de tu cultura, cuanto menos de tus costumbres o día a día y eso ya es un entorno de aprendizaje”.

La participación de las personas más jóvenes en programas de voluntariado, abre un camino para poder desarrollar una serie de competencias que en muchos casos no podrían haber adquirido de otra forma. Pero ¿Cómo pueden los voluntarios acreditar esas competencias adquiridas frente a los reclutadores y los profesionales de RR.HH de las empresas? Ese es uno de los desafíos que fue el motor de la iniciativa Red Reconoce “Un proyecto que tiene como objetivo principal, articular una red nacional de organizaciones que impulsen el reconocimiento de las competencias y habilidades , obtenidas a través de la acción voluntaria que mejoran la empleabilidad de los y las jóvenes”, tal y como indican en su propia página web.

Mediante su APP (https://app.reconoce.org/) las entidades asociadas pueden acreditar la adquisición por parte de sus personas voluntarias de una serie de competencias predefinidas. Competencias como negociación, tacto y prudencia, trabajo en equipo, comunicación interpersonal, organización y planificación, flexibilidad y adaptación, iniciativa, optimismo… Están dentro del catálogo propuesto por Reconoce como competencias que se derivan de la acción de voluntariado. Competencias que van en la línea de lo marcado por el Foro Económico Internacional tal y como hemos comentado anteriormente.

A partir de este planteamiento desarrollado nos surge una pregunta ¿Reconocen las empresas desde sus departamentos de RR.HH las competencias adquiridas por los candidatos con experiencia en voluntariado? La respuesta puede ser sencilla, sí. Sí, siempre que la persona que gestione el proceso de selección sea sensible al mundo del voluntariado. Y en este caso se podría producir un sesgo por afinidad ya que la persona que está evaluando infiere una serie de competencias, habilidades y valores desarrollados por los candidatos voluntarios según su experiencia en esta materia.

Conociendo esta problemática nuestra obligación sería, tratar de neutralizar ese sesgo teniendo a nuestro alcance métodos que nos permitan objetivar al máximo esa toma de decisiones. Es por este motivo que herramientas como las que proporciona el proyecto Reconoce nos ayudan a tener una valoración más objetiva de estas competencias adquiridas en un entorno no remunerado. Así independientemente de que la persona que gestiona el proceso de selección tenga más afinidad al voluntariado o no, tendrá una herramienta más, que junto a las que ya utilice habitualmente le facilitará la toma de decisiones.

En la actualidad el mundo de la empresa no es ajeno a los beneficios de la acción del voluntariado en los profesionales, de ahí el aumento de los programas de voluntariado corporativo en nuestro país.Donde más del 70% de las empresas que superan los 500 trabajadores participan en estos programas (según cifras recogidas en el Observatorio del Voluntariado Corporativo). Por lo tanto, si desde las empresas somos conscientes de estos beneficios y los introducimos dentro de nuestras políticas, deberemos ser conscientes que incorporar a nuestras plantillas candidatos con experiencia previa en voluntariado, es una forma de inocular una serie de valores y competencias que estamos intentando desarrollar internamente.

Sonia Jadraque que ha sido voluntaria en diferentes áreas como salud, educación y refugiados valora mucho lo aprendido y vivido en esos momentos de voluntariado, considerando que esas vivencias definen algo más a una persona; por sus valores, por sus prioridades, por sus intereses, etc. Aprendizajes que se transfieren a las organizaciones fomentando y creando una cultura donde valores como la humildad, el bien colectivo por encima del individual, la generosidad, la paciencia, el compromiso, son tan importantes para la colaboración y la cocreación.

En la misma línea y desde su experiencia en Infojobs, Nilton Navarro expone los beneficios de participar en programas de voluntariado en los procesos de búsqueda activa de empleo, señalando que hay seis enseñanzas del voluntariado que pueden ayudar a abrir puertas en el mundo laboral:

  1. Demuestra compromiso: Comprometerse con algo que no tiene una retribución directa, ¡hablará muy bien de nuestra persona y de nuestras ganas incansables!
  2. Nuestra mejor cualidad, la proactividad: Un voluntariado nos define como una persona con iniciativa que no se queda esperando que le digan hacia dónde ir.
  3. Demuestra que nos gustan los retos: Un voluntariado demuestra que nos gusta hacer cosas nuevas, que lo desconocido no nos asusta y que sabemos enfrentarnos a lo que sea con nuestra mejor actitud.
  4. Piensas más que en ti:  Demuestra un lado humano y una empatía social que son relevantes a la hora de pensar en el buen trabajo en equipo.
  5. Eres una persona apasionada: Perseguir y trabajar en un interés, incluso si no tiene retribución, demuestra verdadero afecto y entusiasmo por lo que hacemos.
  6. Habla bien de nuestra productividad: Si hacemos voluntariado demostramos que nuestra mente está activa en todo momento y que nos gusta compartir nuestros aprendizajes.

En consecuencia queda patente que las acciones de voluntariado son una fuente de aprendizaje de competencias, habilidades y experiencias que los jóvenes pueden poner en valor en sus procesos de búsqueda activa de empleo. Que las empresas son cada vez más sensibles a los beneficios del voluntariado tanto para las personas que ya integran sus plantillas como para los candidatos que se deberán incorporar a sus equipos. Y que ya existen herramientas como las que proporciona el proyecto Reconoce, que a través de un sistema online de acreditación de la acción voluntaria, introduce un nuevo mecanismo para eliminar la subjetividad en la adquisición de dichas competencias en los programas de voluntariado.

«Aprendizajes que se transfieren a las organizaciones fomentando y creando una cultura donde valores como la humildad, el bien colectivo por encima del individual, la generosidad, la paciencia, el compromiso, son tan importantes para la colaboración y la cocreación.»

Sonia Jadraque Cabanillas (Directora de RR.HH España y Portugal en ARROW Electronics)

Así pues en esta sociedad líquida en la que vivimos y con la reciente llegada de la tecnología 5G que marcará un antes y un después en la exponencialidad de la conectividad y su impacto en los negocios, la economía y la sociedad en general. Apelar a nuestra faceta más humana y desarrollar aquellas competencias que más difícilmente serán replicables por un algoritmo, será una de las vías para poder mantener nuestra empleabilidad en los próximos años.

Por consiguiente no podemos negarnos a los avances tecnológicos que nos permitirán seguir creciendo como sociedad, pero tampoco podemos negarnos a apelar a nuestro instinto más humano que es ayudar de forma desinteresada a los demás. Es evidente que los robots con sus algoritmos y su inteligencia artificial han venido para quedarse, han venido para colaborar con nosotros, para facilitarnos en muchos casos nuestras tareas más pesadas. Pero sin duda alguna, los robots no harán voluntariado por motu propio, eso seguirá siendo una “voluntad” que únicamente las personas podrán ejercer. Ayudar a los demás es humano y reconocer todos los beneficios que tiene para los futuros profesionales esa dedicación desinteresada por los demás, nuestra futura obligación.

Los robots no harán voluntariado ¿Y tú?

Autor:
Rubén Montesinos Torres
Especialista en RR.HH y Employer Branding

Colaboran:
Nilton Navarro Flores
Social Media Manager & Content de InfoJobs

Sonia Jadraque Cabanillas
Directora de RR.HH España y Portugal en ARROW Electronics

Celebra con Reconoce el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud Extraordinaria Twitter iconFacebook iconGoogle icon

  • La juventud de hoy tiene habilidades muy distintas a las de otras generaciones.
  • Los jóvenes tiene el triple de posibilidades de estar en paro que el resto de la población.
  • La ONU propone el 15 de julio como día mundial de las habilidades de la juventud.
  • La campaña de la Red Reconoce “Personas corrientes con Habilidades Extraordinarias” pone una especial atención en la “Juventud Extraordinaria”.

Las competencias y habilidades son el instrumento para definir la empleabilidad de las personas. En Reconoce trabajamos por el reconocimiento de las competencias y habilidades de las personas jóvenes, creemos que estas se desarrollan especialmente en entornos sociales naturales y estructurados donde la personas se siente ella misma, realizada, motivada, y con una formación orientada también a su desarrollo personal,  como son el voluntariado, la educación no formal, el asociacionismo o el ocio y tiempo libre. 

En diciembre de 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que declaraba el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. La ONU quiso poner de relieve, la importancia de invertir  en el desarrollo de las habilidades juveniles como palanca que impulsa su inclusión en el mercado laboral y que ayuda a combatir la precariedad y vulnerabilidad de la juventud en cuanto al empleo.

Se puso en evidencia entonces cómo los sistemas tanto de los países en vías de desarrollo como los desarrollados, no consiguen preparar suficientemente a los/as jóvenes para el mundo laboral y, cómo se hace necesario destinar esfuerzos en el desarrollo de habilidades blandas o transversales y en visibilizarlas con herramienta de cambio social. 

Las experiencias de voluntariado, asociacionismo, activismo y la educación no formal enriquecen la trayectoria de los/as jóvenes y les aportan aprendizajes útiles para su integración en el mundo laboral, siendo como son experiencias donde adquieren conocimientos de toda índole y habilidades que les servirán para adaptarse a todo tipo de situaciones, también el empleo.

La ONU reconoce que el fomento de la adquisición de habilidades por los jóvenes mejora nuestra capacidad de tomar decisiones con conocimiento de causa en relación con la vida y el trabajo y nos empodera de manera que podamos acceder a este mercado laboral en evolución. QUÉ REINVINDICAMOS:

  1. Los jóvenes en el mercado laboral se encuentran en situación de desventaja frente a los adultos. Tienen el triple de posibilidades de estar en paro y de  obtener empleos poco cualificados o mal remunerados. El 16% de la población mundial suponen el 35% de los desempleados del mundo y poseen una tasa de desempleo tres veces más alta que la de los adultos.
  2. Al mismo tiempo la situación se agrava en el caso femenino afrontando además desigualdades laborales y salariales.
  3. Desafortunadamente, el desempleo y el subempleo juvenil es una problemática que afecta tanto los países desarrollados como los que están en vías de desarrollo ya que los sistemas existentes no responden a las necesidades de aprendizaje de una gran cantidad de jóvenes en el mundo entero.
  4. Los sistemas educativos se adaptan mucho más despacio de lo que el mercado evoluciona, esto provoca una brecha generacional que cada vez es mayor cuanto más avanza la integración de la tecnología en la industria y en la sociedad. 
  5. El objetivo que se persigue creando un día dedicado a los jóvenes y sus habilidades, es reconocer la importancia que tiene invertir en el desarrollo de las habilidades juveniles.
  6. El voluntariado, el asociacionismo y otras experiencias de Educación no formal son también importantes para triunfar en el mercado laboral ya que complementan los conocimientos y habilidades de la educación formal y de las experiencias profesionales.

Desde el proyecto Reconoce trabajamos por el Reconocimiento de las habilidades de la #JuventudExtraordinaria, ofreciendo un sistema de reconocimiento de competencias en el voluntariado, porque creemos que es necesario poner en valor el talento de las personas jóvenes.

Propuesta de reivindicación:

“Las personas corrientes con habilidades extraordinarias también somos jóvenes. Los jóvenes de hoy tenemos habilidades muy distintas a otras generaciones, las experiencias de voluntariado, asociacionismo, activismo y la educación no formal nos ofrecen aprendizajes muy valiosos y es nuestra responsabilidad visibilizarlos en positivo para impulsar nuestro desarrollo personal y profesional.”

Por eso desde Reconoce decimos que “La juventud es Extraordinaria” Celebra el día Mundial de las habilidades de la Juventud con Reconoce sumándote a la campaña;  “Juventud Extraordinaria”

Visita www.juventudextraordinaria.org y descubre cómo apoyar la campaña.

Herramientas de accesibilidad